. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
.
  solapa guia eclesiastica solapa_prensa plan compartir . . . .
cabezal_prensa .
 
. . . . . .
.
    .
icono_cruz --NOTICIAS .
organismos .
homilias
 
 
 

 

 

 

 

 

.
.
.
.
btn1 btn2 btn3 .
  Imágenes:
 
.
Audios/Mp3:
.
Videos:
.
Otros Archivos :
 

 

 

 

 

 

 

 
2019-11-28 | Corrientes, 26 de noviembre de 2019
Saludo con ocasión de la Misa en Acción de Gracias de los Egresados del Instituto Arquidiocesano Cardenal Pironio

Saludo con especial afecto y, en primer lugar, a los egresados de la promoción 2019 del Instituto Arquidiocesano Cardenal Pironio, porque hacia ellos y hacia los demás alumnos está orientada la tarea que realizan los servidores y para ellos son las actividades que se brindan en el mencionado Instituto. Entre los servidores deseo saludar al Vicario general, Mons. José Billordo, que tuvo la amabilidad de presidir la Eucaristía; al Rector, el Pbro. Roberto D. Báez, y a sus más estrechos colaboradores, entre los cuales no quiero dejar de mencionar al cuerpo docente. Me hubiese encantado poder estar personalmente con ustedes en este momento, pero si Dios quiere, nos veremos pronto.

Comparto la alegría que hoy sienten los egresados y con ellos quisiera compartir algo de lo que venía pensando en estos días, mientras se acercaba esta fecha. Con ustedes cabe recordar aquello que San Pablo escribía a los cristianos de Tesalónica: “Ustedes, hermanos, no viven en las tinieblas para que ese Día los sorprenda como un ladrón: todos ustedes son hijos de la luz, hijos del día. Nosotros no pertenecemos a la noche ni a las tinieblas” (1Tes 5,4-5).

No tengo dudas de que ustedes tuvieron la gracia salir de las tinieblas de la ignorancia y acercarse más a la luz de la verdad durante estos años de estudio, reflexión y oración. Así pudieron conocer más a Jesucristo y a su Iglesia, y disponerse a que el Espíritu del Señor ilumine sus mentes y encienda sus corazones para vivir como hijos de la luz, hijos del día. ¡Cómo no alegrarse y agradecer este inmerecido privilegio! ¡Ustedes fueron llamados y elegidos para profundizar la gracia bautismal! Y ustedes son ahora los enviados a compartir con son sus hermanos y hermanas los extraordinarios dones que recibieron.

Es ahora cuando se nos presenta el gran desafío, que consiste en ofrecer con humildad y respeto lo que hemos recibido, y no como quien “sabe más” y se dirige a “quien sabe menos”. Porque el que obra de esa manera se cree superior a los demás y, como tal, busca ser reconocido y aplaudido, sometiendo así a los otros en objeto de sus oscuros deseos. Así se comportan los hijos de las tinieblas. En cambio, ustedes ahora saben mucho mejor cómo obraba Jesús para que, con su gracia, lo hagan presente ante todo mediante el testimonio de sus propias vidas. Son discípulos enviados de aquel que no vino a ser servido sino a servir. Así, nuestro bautismo se convierte en testimonio de santidad que da vida y belleza al mundo.

Felicitaciones, queridos egresados por haber llegado hasta aquí. A ustedes, que aprendieron a conocer y a amar más a Jesucristo y a su Iglesia, se les abre ahora la puerta para dar testimonio de ese conocimiento y amor. No se sorprendan de que en esta etapa tengan que sufrir más, ser incomprendidos y descalificados por causa de Jesús. Él nos lo advirtió: “si me persiguieron a mí, también los perseguirán a ustedes” (Jn 15,20). Sin embargo, Jesús mismo nos asegura: “el que persevere hasta el fin se salvará” (Mc 13,13). Él es vida y esperanza nuestra y a él anunciamos con audacia, respeto y humildad. Que nuestra tierna Madre de Itatí los proteja y les dé la alegría de estar al servicio del Evangelio de su Hijo.

Los abrazo y bendigo en la esperanza de encontrame pronto con ustedes.
 
†Andrés Stanovnik OFMCap
Arzobispo de Corrientes


derechos reservados
guia eclesiastica prensa   organismos calendario links
complot